5 – Los seres de dimensiones superiores

Los seres de dimensiones superiores viven rodeados de luz. Su vibración es elevada y se mantienen en permanente equilibrio y paz.

A los seres de dimensiones superiores hace tiempo que le dejaron de preocupar la mezquindad y la barbarie de la tercera dimensión, por suerte quedaron atrás.

Los seres de dimensiones superiores viven en un entorno mágico, de una manera sostenible con la naturaleza, respetando toda la vida y comunicándose a través de los pensamientos.

La dualidad de la tercera dimensión ha dado paso a la certeza; la falta de autoestima y el no merecimiento a la aceptación y el amor; la tristeza a la alegría; el miedo a la confianza; la confrontación a la paz; el desdén al respeto y la oscuridad a la luz.

Los seres de dimensiones superiores están conectados con sus semejantes y los diferentes universos existentes, se trasladan a realidades paralelas y apoyan y protegen a otros seres menos evolucionados sin interferir directamente en su desarrollo. Han efectuado un largo recorrido vital y atravesado infinitos espacios en un tiempo que se escapa la razón humana de tercera dimensión. Son magnánimos, puros, obedecen a un cometido elevado y su consciencia enlaza directamente con la Inteligencia Superior que lo sostiene Todo. Sus actos van dirigidos a mantener el bienestar colectivo, el Amor impregna sus actos y su ADN está totalmente activado.

Los seres de dimensiones superiores aman a los seres humanos de tercera dimensión, observan los obstáculos y trampas que deben sortear, saben que no es fácil y que no todos los podrán superar. Perciben sus necesidades básicas, el animal que habita en ellos y la densidad en la que se mueven, pero es necesario e inevitable; forma parte del proceso evolutivo.

Los seres de dimensiones superiores son ligeros y volátiles. Cuerpo, mente y espíritu son una unidad. En su mundo no existe la dualidad. El velo se descorrió y una energía maravillosa resplandece a través de sus auras. Sus corazones son puros. Sus dos hemisferios cerebrales funcionan unidos y coordinados. Se alimentan de energía cósmica y se fusionan, cuando lo deciden de común acuerdo, etéreamente. El encuentro de dos almas de seres de dimensiones superiores es inimaginable en el mundo de la tercera dimensión.

Los seres de dimensiones superiores no se agrupan por afinidad sanguínea, la hacen por relación álmica y según los trabajos que deban realizar.

Los seres de dimensiones superiores saben que todavía les queda camino por recorrer y que dependen de los seres humanos de tercera dimensión. Si éstos últimos avanzan y elevan su consciencia, ellos lo harán igualmente. Dimensiones más elevadas, seres más luminosos.

Los seres de dimensiones superiores tomarán decisiones que afectarán a la tercera dimensión y que no serán comprendidas, incluso provocarán enfado y rabia. El dolor y la pérdida son necesarios para ir más allá de la realidad visible y comprender el potencial interno humano.

Los seres de dimensiones superiores encajan a la perfección en todo lo que hacen, las leyes por las que se rigen están grabadas en registros cósmicos y su consciencia accede a ellos a voluntad.

Los seres de dimensiones superiores no dejan de maravillarse por las experiencias que viven los humanos de tercera dimensión, porque ahí reside el verdadero aprendizaje. Cuando una persona ejercita su libre albedrío y opta por una opción u otra, dispone de la oportunidad de elevar su vibración y acercarse a una dimensión superior.

Antonio Arellano García ©

2 respuestas a “5 – Los seres de dimensiones superiores

  1. Entonces tienen sentimientos y emociones ? supongo que si , su tan alta conciencia en Alcilut dan el veredicto de las perdidas para que lo sientan aca abajo con el pesar el rigor y el dolor . Si entendieran todos lo profundo de la enseñanz , no volveran a hacer el ml a otros .

    Me gusta

    1. Hola Lorena,
      Perdona, pero hace tiempo que estaba desconectado del blog.
      Para mí, los seres de dimensiones superiores tienen una conciencia muy elevada que está por encima de la nuestra.
      A nosotros, los humanos, nos arrastran las emociones y reaccionamos porque nos tomamos las cosas personalmente. Ellos no viven las emociones y sentimientos como nosotros, porque su elevada consciencia es colectiva y actúan siempre en beneficio de la comunidad y no de la individualidad.
      Podríamos hablar mucho sobre ello. Como dijo el astrofísico Stephen Hawking, somos una raza avanzada de monos viviendo en un planeta menor.
      Un cordial saludo y que haya paz en tu vida. Antonio.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s